Publicado: 26 de Febrero de 2015

Al elegir el tipo de grúa debe considerar:
*¿Dónde, para qué y quiénes la van a utilizar?
-Cada grúa soporta un límite de peso.
-Cada grúa tiene un recorrido específico (ej. para levantar del suelo).
-Existen modelos plegables o desmontables para facilitar su transporte.
-Las grúas pueden ser:
·Con base móvil o fijas (al techo mediante raíles, al suelo o a la pared)
·De accionamiento manual o eléctrico.
Tenga en cuenta que la grúa ocupa un espacio en sí además del espacio que necesita el ayudante a manejarla, desplazarla y almacenarla.
En ocasiones hay que modificar el espacio de uso, en el hogar por ejemplo redistribuyendo el mobiliario, ampliando el paso de las puertas, elevando la bañera o la cama... (las grúas con base móvil necesitan un espacio libre de para poder alojar la base).
Tipos de soporte corporales:
Se utilizan para sujetar al individuo cuando se usa la grúa. Existen diferentes tipos de soporte corporales:
-Rígidos.
-Flexibles: algunos ejemplos:
*De distintos tamaños y materiales, por ejemplo para seco o mojado, niños, personas obesas...
-Tipo hamaca, con soporte de cabeza.
-Especiales para personas con amputación de algún miembro.
Conviene que las patas de la grúa puedan "abrirse" para acercarse al mobiliario y "colocarlas paralelas" para el traslado.
Otro modelo de grúa móvil son las llamadas grúas de bipedestación, que facilitan las transferencias de "sentado a sentado"; resultan muy útiles para realizar cambios de pañal o el uso del inodoro.