Publicado: 11 de Mayo de 2015

Si un amigo o familiar tiene que utilizar una silla de ruedas, seguro que te vienen bien estos consejos
(para ti y para la persona que ayudes):



- Localización de rampas en las aceras : Es muy incómodo, además de peligroso y sobre todo molesto, que al cruzar una calle te veas atrapado sin poder subir a la acera.

- Un cogín inflable: Hace que la silla resulte mucho más cómoda y más saludable. (unos Roho o similares).

- Barras antivuelco :  Facilitan levantar la ruedas delanteras para salvar obstáculos.

- Mochila mantenimiento: Una mochila en la parte trasera de la silla para llevar las herramientas básicas de mantenimiento de la silla. Por ejemplo las necesarias para ajustar los frenos.

- Tener a mano ruedas de repuesto que SABES funcionan en la silla de ruedas antes de necesitarlas.

- Ruedas inflables: Si son de este tipo compra un inflador eléctrico. Pueden ser neumáticas o macizas. La ventaja de las macizas es que no requieren mantenimiento, aunque son un poco más caras. Además ruedan algo mejor.

- Pendientes: El estar en una silla de ruedas hace que sientas las pendientes mucho más empinadas. Incluso las aparentemente llanas pueden tener una pendiente notable.

- Cuidado : Con los cristales (te pueden dejar tirado), con las cacas de perros ...

- Si estás haciendo planes para salir (restaurante o similar) asegúrate de que el establecimiento está adaptado para minusválidos. Llamar con tiempo y que así tengan claro que hay una silla de ruedas. Para poder acomodar el lugar o directamente para saber si podrá ser accesible. Preguntar no cuesta nada... si te invitan a un fiesta: ¿hay escaleras? ¿en que piso está el baño?

- Es más fácil maniobrar la silla hacia atrás alrededor de las esquinas y en rampas (arriba / abajo)

- Los reposapiés a menudo se pueden aflojar y caerse con choques con los bordillos o en la entrada / salida de un coche. Si un reposapiés se cae, la pierna caerá. Dependiendo del tipo de lesión puede que no lo note de inmediato. Comprueba la rigidez de los reposapiés, ruedas y asas a menudo.

- Extraños intentando empujar la silla para "ayudar". Resulta molesto y pueden hacer daño en los dedos. Algunas personas llegan a colgar un cartelito en la parte trasera de la silla con cosas como: "Ayúdame NO tocando la silla".

- Personaliza la silla de ruedas. Al final la silla se convierte en una extensión de la persona. El resto de personas se sentirán cómodas con la silla cuando el propietario también lo sienta así.

- Algunas personas asumirán que por estar en la silla de ruedas es sordo o tonto. Personas que no tienen experiencia con personas con discapcidades de movilidad llegarán a preguntarte "¿Quiere algo de beber?" o cosas similares. O hablarán al discapacitado como si fuera un niño. No les respondas, deja que tu amigo responda por si mismo.

- Sus pies están mucho más adelantadas que la cabeza. Ten en cuenta esto y deja espacio por delante si no quieres empotrarlo contra paredes o tobillos de personas desconocidas.

- Bloquea los frenos antes de soltar la silla. O avísale que vas a soltarla para que pueda anclar la silla. Si el terreno es algo irregular la silla puede girar rapidamente hacia un lado y volcar.

- La gente va distraída. Andando con el móvil mientras caminan.... Y la persona en la silla está por debajo del campo de visión de la mayoría. Hay lugares peores que otros, por ejemplo en aeropuertos o similares a veces está bien tener a alguien delante de la silla para "abrir camino" entre la muchedumbre.