Publicado: 10 de Febrero de 2016

Un juanete se forma cuando el dedo gordo del pie apunta hacia el segundo dedo. Esto causa la aparición de una protuberancia en el borde externo del dedo.

Causas:

Los juanetes son más comunes en las mujeres que en los hombres. El problema  puede ser hereditario. Las personas que nacen con huesos anormales en los pies son más propensas a formar un juanete.

El uso de zapatos de punta estrecha y tacón alto puede llevar a la formación de un juanete.

La afección puede volverse dolorosa a medida que la protuberancia empeora. En la base del dedo gordo crece hueso extra y un saco lleno de líquido.

Síntomas

  • Piel callosa y enrojecida a lo largo del borde interno del dedo gordo.
  • Una protuberancia ósea en este sitio.
  • Dolor sobre la articulación que empeora con la presión de los zapatos.
  • El dedo gordo rota en dirección hacia los otros dedos y se puede llegar a montar sobre el segundo dedo

Pruebas y exámenes:

Con mucha frecuencia, un médico puede diagnosticar un juanete con sólo mirarlo. Una radiografía del pie puede mostrar un ángulo anormal entre el dedo gordo del pie y el pie. En algunos casos, también se puede observar artritis.

Tratamiento

Cuando un juanete apenas comienza a desarrollarse, cuide bien los pies:

  • Use calzado con espacio amplio para los dedos. Esto a menudo puede resolver el problema y evitar la necesidad de más tratamiento.
  • Use plantillas a medida  para proteger el juanete o dispositivos, llamados espaciadores interdigitales, para separar el primero y segundo dedos. 

Si el juanete empeora y duele más, la cirugía para realinear el dedo y eliminar la prominencia ósea puede ser efectiva. Hay más de 100 procedimientos quirúrgicos diferentes para tratar esta afección.

Expectativas (pronóstico):

Se puede evitar que un juanete empeore teniendo cuidado con él y usando zapatos diferentes  apenas empieza a formarse.

Los adolescentes pueden tener más dificultades para tratar un juanete que los adultos, ya que éste puede ser el resultado de un problema óseo subyacente.

La cirugía reduce el dolor en muchas, aunque no en todas las personas con juanetes. Después de la operación, las personas a menudo tienen problemas para usar zapatos elegantes y estrechos.

Cuándo contactar a un profesional médico:

Solicite una cita con el médico si el juanete:

  • Continúa causando dolor incluso después de cuidados personales, como el uso de un calzado amplio.
  • Le impide realizar las actividades normales.
  • Tiene cualquier signo de infección (como enrojecimiento o hinchazón), especialmente si tiene diabetes.

Prevención:

Evite comprimir los dedos del pie con zapatos estrechos y que no ajusten bien.